Tutorial: Bálsamo Labial de Miel

Hoy quiero compartir este sencillo tutorial para hacer tu propio bálsamo labial de miel, que viene muy bien con este frío intenso para proteger y nutrir nuestros labios. Es muy sencillo, no lleva mucho tiempo y es muy barato. Yo he escogido ingredientes 100% ecológicos (lo que sube algo más el precio, aunque casi de forma inapreciable). Tendrás un bálsamo labial a tu gusto, sin conservantes, 100% natural, y podrás regalárselo a quien quieras. Y lo más importante: funciona genial!!! Vamos allá!!!

Con estos ingredientes tendrás para unos 5-6 botecitos como el de la foto (aproximadamente).

INGREDIENTES IMPRESCINDIBLES:

-20 gr de Aceite de Oliva Virgen Extra. También puedes usar Aceite de Almendras.

-5 gr de Cera de Abeja. Esta de la foto es procesada, pero sirve perfectamente cera virgen de abeja (de hecho es mucho mejor)dsc00498

-1 Cucharada de Mieldsc00509

-1 Cucharada de Manteca de Karitédsc00496

INGREDIENTES OPCIONALES (puedes añadir uno o varios, aportan más propiedades a tu bálsamo, aunque estará perfecto si lo haces con los ingredientes que he mencionado anteriormente).

-1 Cucharadita de Aceite de Ricino. Además de hidratación, da brillo tipo gloss. No es necesario añadir mucho, pero ya depende de tu gusto.

dsc00501

-1 Cucharada de Aceite de Coco. Para aportar hidratación extra.

dsc00499

-5 gotas del Aceite Esencial que más te guste (opcional) Yo escogí el Aceite esencial de Verbena porque me encanta el olor. Además, el aceite esencial de Verbena es calmante de la piel, antiinflamatorio y refrescante. Tú puedes escoger el aceite esencial que prefieras, o que tenga las propiedades que te interesen. Presta mucha atención en la receta al momento en el que añadir el aceite esencial, porque es muy importante.dsc00500

-Colorante: puedes usar el que quieras siempre que sea natural. También puedes usar colorante alimentario. Yo usé este colorante mineral que tiene un color muy natural y queda muy bien. La cantidad es un poco al gusto, aunque los colorantes en polvo como este son más difíciles de disolver bien con la mezcla, así que es mejor no pasarse con la cantidad.dsc00503

MATERIAL NECESARIO:

-Recipiente o recipientes para guardar el bálsamo labial. Yo tenía estos recipientes pequeños de plástico y los aproveché, pero puedes aprovechar cualquier recipiente de un bálsamo labial anterior o comprarlos.

-Un cuenquito de cristal, para derretir los ingredientes al baño maría.

-Una olla para poner el cuenco al baño maría.

-Algo para remover: yo uso unos palitos de bambú y un removedor de metal, pero puedes usar cualquier cosa que te venga bien.

dsc00507

PROCEDIMIENTO

Para empezar, funde al baño maría la cera con todos los aceites que quieras y la manteca de karité. Hay que tener en cuenta que no debe entrar agua en la mezcla, así que hay que tener cuidado con que el nivel del agua no sobrepase el cuenco donde derrites los ingredientes. De lo contrario el bálsamo se pondrá rancio. A la cera que yo tengo le lleva bastante tiempo derretirse (30 min, aprox.), pero con cera de abeja virgen no es tanto.

Cuando la mezcla esté fundida, retira del fuego y añade la cucharada  miel removiendo bien hasta que quede bien mezclada. En este punto puedes añadirle también los pigmentos minerales o el colorante alimentario si es que se lo vas a poner, siempre removiendo muy bien y procurando que la mezcla quede homogénea.

Si quieres añadirle un aceite esencial, debes tener en cuenta que se trata de un producto muy volátil, que se evapora a temperaturas elevadas. Así que deja que tu mezcla se enfríe un poco (a temperatura ambiente no tiene problema), para añadir el aceite esencial. Si quieres ser muy riguroso/a, hay tablas de la temperatura de evaporación de cada aceite esencial y puedes medirlo con un termómetro. También debes tener en cuenta que no debes pasarte de las 5 gotas de aceite para esta cantidad de ingredientes, ya que los aceites esenciales son muy potentes y, en exceso, pueden provocar daños en la piel.

Finalmente el bálsamo está listo. Pero antes de que solidifique, debes ponerlo en el recipiente que quieras. Si se solidifica mucho, puedes derretirlo un poco al baño maría de nuevo. Y listo! Espero que te resulte fácil de entender y de mucha utilidad. Cuéntame  que tal te va y no dudes en preguntar si tienes cualquier duda.

dsc00483
Pincha en esta foto para acceder al vídeo completo.

 

Un beso. Miriam.

Anuncios